¡Oferta! Agotado

Collar Llamador de ángeles Dije Fiorire

El precio original era: S/ 293.00.El precio actual es: S/ 244.00.

Collar Llamador de Ángeles de plata 925, conocida también como bola de la armonía.
Hecha a mano en Bali decorada con formas orgánicas de diseño clásico. Incluye detalle de “Amatista”(piedra natural).

Sin existencias

Collar Llamador de ángeles – Dije- Fiorire

  • Dije jaula hecho a mano en plata 925, diámetro 18mm, altura 2.5 cm desde la base hasta la parte superior (piedra amatista).
  • Detalle de piedra amatista (natural, no sintético) en la parte superior.
  • Cascabel deluxe  con Oro amarillo de 22k de 1.5 micrón (1.5 µm micras) enchapado en cobre , posee piezas metálicas en su interior, que producen un sonido armonioso. Diámetro 13 mm.⠀
  • Incluye instrucciones para que actives tu llamador.
  • Tarjetita con leyenda de la pieza.
  • Cadenita de 45 cm hecho en plata 925.
  • El precio no incluye el servicio de delivery.

Conoce más...

Collar Llamador de Ángeles, pequeña pieza de plata, conocida también como bola de la armonía.
Esta es de Bali, decorada con formas orgánicas de estilo clásico. Incluye detalle de “Amatista”(piedra natural).

Un amuleto personal asociado a la protección angelical.
Diseño jaula hecha a mano por artesanos de Bali, que dentro posee un cascabel de melodía armoniosa, sonido que invoca la presencia de nuestro ángel guardián.

Contiene un cascabel exclusivo con Oro amatillo de 22k de 1.5 micrón (1.5 µm micras) enchapado en cobre , posee piezas metálicas en su interior, que producen un sonido armonioso.

Tu cascabel  “Oro amarillo” es sinónimo de la abundancia no solo material, sino también intelectual. Representa la riqueza y éxito en diversos aspectos de la vida.

*Dato curioso: “Las mujeres de Bali y en algunos otros paises del mundo, suelen utilizar ésta hermosa pieza durante la gestación como un amuleto protector para el futuro bebé y también para generar un vínculo adicional con la madre”.

El suave sonido de tu llamador, induce a la relajación , ya que el futuro bebé percibe el sonido naturalmente al rededor de la vigésima semana de gestación , y al nacer asociará la tranquilizadora melodía, creando así un vínculo adicional con la mamá.